Invisible: cómo hacer visible lo que nunca debió estar oculto.

por | Nov 10, 2020 | INFANTIL, JUVENIL, Reseña | 5 Comentarios

Cuando terminé de leer este libro lo primero que hice fue recomendarlo. Me había gustado, claro, pero no fue solo eso lo que me llevó a hacerlo casi nada más llegar al punto final. Fue una enorme sensación de responsabilidad, porque creí que este libro debería leerlo todo el mundo: niños, adultos, padres, madres, profesores…Es una bofetada de realidad, una llamada de atención un ¡eh! Que esto está pasando. Pasa. Cada día.

Reconozco que tardé un poco en lazarme a leer este título. Es un superventas (va por la 20ª edición y lleva más de 100.000 ejemplares vendidos), un bestseller, vaya y eso me echaba para atrás ¿por qué? ¡Ah! Las misteriosas conexiones cerebrales y emocionales. He leído muchos y los he disfrutado, especialmente en literatura infantil y juvenil, así que una vez sacudidos mis prejuicios me metí de lleno en su lectura. Y sí, entiendo que sea un superventas. Eloy Moreno consigue su objetivo, que no es solo atraparte con su lectura hasta el final (o no solo ese). Más bien, encogerte el corazón, indignarte, voltearte, hacerte pensar un rato una vez has cerrado el libro, buscar en tu mente soluciones, pensar momentos en los que nos quedamos parados ante el dolor y la injusticia.

La historia, publicada por Nube de Tinta, arranca en un estudio donde una persona va a hacerse un tatuaje, textualmente: “una mujer que hace muchos años, cuando solo era una niña, visitó el infierno”. Y de ahí saltamos a la habitación de un hospital, donde hay un niño al que le ha pasado algo, “el accidente” lo llama todo el rato. Sentimos su angustia, su ahogo, su corazón desbocado a la altura de la garganta. Ya sabemos que lo que nos espera no es amable. Y así, en forma de retrospectiva, conocemos la historia de este niño y lo que le ha llevado al hospital. Conocemos también la historia de su profesora, sus padres, su hermana, sus amigos y sus enemigos. Y cómo se sienten. Y cómo se comportan. Y cómo actuaron cada uno de ellos antes del “accidente”.

Como explica el autor en este vídeo, durante una buena parte del libro intuyes el tema pero no terminas de tener claro de qué va todo eso que estás leyendo, cómo ordenarlo en tu cabeza. Y visto que a Eloy Moreno le gusta mantener la magia de sus novelas y que sea el lector el que vaya desmadejando ese aparente lío del principio, voy a intentar no desvelarte mucho y no romper esa magia.

Un chico adolescente, estudioso, enamorado en secreto de su mejor amiga, con las preocupaciones propias de su edad, con su rutina, un día ve como todo su mundo se da la vuelta y es agitado con violencia. Y todo por un NO. Por un simple NO. Por ser asertivo, por respetarse a sí mismo y a su esfuerzo. Por ese NO pierde todo lo que tiene y lo que era: su amor propio, su esfuerzo, su ilusión y su vida.

Porque ese NO le trae muchas consecuencias y él no es capaz de gestionarlas. Porque a su edad no toca gestionar esas cosas. Porque ha tenido la mala suerte de decirle NO a una persona que no se respetaba, no se quería, no se esforzaba.

 

“Aquel viernes llegué a casa y nada más cerrar la puerta me sentí un poco feliz: me quedaban dos días en los que no iba a ir al instituto, dos días para hacer lo mismo que había estado haciendo durante las últimas semanas: decir que tenía mucho que estudiar y no estudiar absolutamente nada.”

 

Y este chico se convierte en un caracol: lento, silencioso, replegado en su caparazón. Y sus amigos no saben ayudarle o no quieren ser víctimas de lo mismo que él. Pero ser un caracol no es suficiente para pasar desapercibido, así que  se transforma en un superhéroe, como los de los cómics que devora. Pero un superhéroe secreto, que solo pretende salvarse a sí mismo, que solo busca sobrevivir. Un superhéroe muy inteligente cuyo cerebro se ha buscado las vueltas para soportar todo el dolor que está viviendo. Un superhéroe que no quiere que lo vean y que lo único que necesita para salvarse es ser visto.

Es una historia de esas que te encogen el corazón. Que hablan mucho de dolor, sufrimiento, heridas, silencio. Pero también de amor. Del amor incondicional, del amor que te ancla a la vida, que te hincha los pulmones hasta en los pozos más profundos.

La narración va saltando de punto de vista, de esta forma podemos ver cómo sienten los sucesos cada uno de los participantes. Cómo se enfrentan a lo que están viendo. Cómo deciden moverse o estarse quietos. Cómo la falta de amor engendra violencia.

 

“Es curioso que nadie se pregunte -ni niños ni adultos- por qué durante el minuto que dura el vídeo nadie sale en su ayuda; que nadie vea extraño el hecho de que hay al menos una persona que podría ayudarle, la misma que sostiene la cámara…”

 

Invisible es una historia de emociones y de cómo estas y su gestión nos llevan a ser una cosa u otra.

Reconozco que yo soy una persona muy sensible y no es difícil verme llorar con pelis y libros. No me avergüenzo, es más, me gusta. Me gusta pegarme una panzada de lágrimas y purgarme con las historias. Y con esta lo he hecho. La narración a veces es sofocante, cruda. El pecho se va llenando hasta que explota  liberando todo ese peso con el que la historia nos ha cargado.

Eloy Moreno consigue clavarte la espada. Usa las palabras, los tiempos, las imágenes para que no te escapes de su torbellino. Del autor te cuento que su primera novela “El bolígrafo de gel verde” la autopublicó y que, gracias a su tesón, consiguió que tuviera presencia en librerías hasta que una editorial le fichó y se empezó a distribuir a nivel nacional. Merece la pena leer esta historia contada por él. Te dejo aquí el enlace a su web. Luego vinieron más novelas y libros de cuentos, todos con gran éxito entre los lectores. Y es que Eloy Moreno no para, con sus libros recorre colegios e institutos, además de promocionar su última novela “Tierra” que ya va por la 7ª edición.

Como he dicho al principio, voy a hacer lo que me pedía el cuerpo a gritos al terminar la última página de este libro.

Recomendarlo.

 

Si te animas a leerlo o ya lo has leído puedes dejarme tu opinión en los comentarios. También te animo, si te apetece, a suscribirte a la página. Recibirás de forma mensual un correo con más contenido acerca de los autores y los libros de los que he hablado: curiosidades, adaptaciones, entrevistas, etc.

Y con esto y un ciempiés a leer del revés.

5 Comentarios

  1. No he tenido el placer de leerlo, pero con tu comentario Anaïs ya me he enganchado a él lo leeré seguro.
    Gracias por tan interesantes recomendaciones

  2. No lo he leído, pero con esta descripción del libro me han dado ganas de leermelo y poder meterme en el personaje . Muchas gracias.

Enviar un comentario