Jim Botón y Lucas el Maquinista: el gozo de una aventura llena de amistad.

por | Nov 3, 2020 | INFANTIL, Reseña | 23 Comentarios

Esta novela la leí cuando tenía unos diez u once años. Lo recuerdo porque por aquel entonces yo estudiaba piano en el conservatorio de música. No, no era lo mío y al final dejé las clases, pero estoy segura de que esos cuatro años de educación musical intensiva de algo han servido, o eso espero.

El autobús del colegio me dejaba allí directamente y yo tenía que esperar a que diera la hora para entrar en clase. Mientras tanto, merendaba y me entretenía cotilleando las cosas que había en el centro cultural donde estaba ubicado el conservatorio. Lo cierto es que el lugar daba para escribir un libro; me perdía entre las aulas de telares, cerámica y miga de pan.

Un día, la biblioteca puso una exposición de libros en el vestíbulo de la entrada. Yo casi doy palmas con las orejas, claro. Ya me sabía los recovecos de aquel lugar de memoria y me faltaban actividades para entretenerme antes de entrar a clase o en las esperas entre solfeo y coro. Quisieron los designios de la vida que, entre todos los libros allí expuestos, yo eligiera uno de Michael Ende: “La historia interminable”. El libro me atrapó como atrapa a Bastián desde el minuto cero. Por suerte la exposición estuvo allí un tiempo y estaba deseando llegar al conservatorio para coger el libro y seguir con la historia (bonita retrospección de por qué me dedico más a la literatura que a la música, por cierto). Al final, me pedí el libro por reyes, para terminarlo tranquila en casa y poder volver a él cuando quisiera. Tanto me gustó y tanta pena me dio terminarlo y despedirme de los personajes, que fui a por otro título del autor y es cuando di con esta joya llamada Jim Botón y Lucas el maquinista.

El libro es para gozar de principio a fin. Nos cuenta la historia y las peripecias de tres personajes principales: Lucas el maquinista, Jim Botón y Emma, la locomotora.

Lucas es maquinista de Lummerland, un diminuto país en el que solo viven tres personas (además de él y su locomotora): el rey Alfonso doce menos cuarto, la Señora Quée y el Señor Manga. Un día, el cartero trae un misterioso paquete que contiene, nada más y nada menos, que ¡un niño! Es un misterio cómo ha llegado hasta ahí el pequeño, pero todos los habitantes de Lummerland le acogerán con alegría y cariño. Le llamarán Jim Botón.

La vida transcurre feliz en este pequeño país, pero Jim crece cada día más y el rey le dice a Lucas que ya no cabe tanta gente allí y tendrá que desprenderse de Emma, su locomotora y vieja amiga. Lucas comprende el problema, pero jamás abandonaría a Emma, así que decide irse de Lummerland con ella. Desde que apareció Jim y con el paso de los años, Lucas y él se han hecho grandes amigos y el niño no quiere que el maquinista se marche. Sin embargo el problema de espacio sigue ahí, así que Lucas le propone irse con él a vivir aventuras.

El niño acepta sin pensar, aunque con algo de pena por abandonar su país y a la Señora Quée, quien se ha hecho cargo de él desde que apareció en sus vidas. Aún así, al día siguiente salen de Lummerland por mar, con Emma haciendo las veces de barco.

De esta forma los dos amigos vivirán un buen puñado de aventuras que les llevarán a China, o mejor dicho, a una versión muy divertida de China y a un viaje muy peligroso en busca de la  secuestrada princesa Li-Si, hija del emperador.

Por el camino harán buenos amigos pero también se toparán con algún que otro villano.

Una de las ilustraciones para el libro de F. J. Tripp

Una de las ilustraciones para el libro de F. J. Tripp.

Michael Ende nos lleva de la mano a vivir la aventura con los protagonistas y a transitar las tierras fantásticas que ellos visitan. No quiero desvelar mucho, porque el asombro de esta historia no radica en una revelación final, sino en la imaginación poderosa del autor, de los mundos que crea y de las ilusiones que te hacen detener la lectura para recrearte en su fantasía.

Todo esto con unos personajes llenos de carisma: un maquinista valiente, decidido y bonachón y un niño que quiere ser igual de valiente y decidido que su amigo Lucas ¡ah! ¡Y maquinista como él! por supuesto.

Una cosa que destacaría de todos los libros de Ende es cómo el autor es capaz de ponerse SIEMPRE del lado de los niños, pero no de manera aparente o para ganarse al lector de una forma burda y poco sincera. No. Michael Ende demuestra en sus libros su sensibilidad hacia la mente infantil, ante sus miedos, sus deseos y sus necesidades. Por eso en sus libros hay personajes que consideran el colegio una pérdida de tiempo y el tiempo algo que hay que disfrutar y no almacenar.

También en sus libros hay niños que prefieren encerrarse en un desván a leer antes que ir a clase y dragonas que atan a sus alumnos con cadenas a los pupitres. Y paro que si no al final cuento cosas que hay que descubrir. Cosas que me hacen envidiar a los que no lo hayáis leído porque lo vais a vivir todo por primera vez.

Jim Botón y Lucas el maquinista es una obra eterna, un clásico de la literatura infantil y juvenil. Una historia de responsabilidad, de convivencia, de valentía y, por supuesto, de amistad.

«Cada chino llevaba a otro chino más pequeño de la mano. Este llevaba de la mano a otro más pequeño aún, y así sucesivamente hasta el más pequeño de todos, que tenía el tamaño de un guisante. Si este último hubiese llevado a otro chino más pequeño, Jim no lo habría podido ver y habría necesitado una lupa»

El libro tiene  una segunda parte:  Jim Botón y los trece salvajes. Ambos títulos están editados por Noguer.

La obra fue publicada en 1960 así que no es de extrañar que haya algunas cosas que hoy en día nos chirríen un poco, sobre todo en cuanto a roles de género: De los tres súbditos de Lummerland, el que decide quedarse y criar a Jim es la única mujer, la Señora Quée; la princesa Li-Si es secuestrada y son dos personajes masculinos los que van a rescatarla; el emperador ofrece la mano de la princesa al valiente que la lleve de vuelta a casa, etc. Sin embargo, Li-Si es una princesa muy lista (porque es China y los chinos aprenden mucho y muy rápido) y tiene muchas cosas que enseñarle a Jim. Ahí lo dejo.

En cuanto al autor, vale la pena conocer algo de él y  el momento histórico que vivió, pues se pueden hacer varias lecturas de su obra y su fantasía. Se crio en la Alemania nazi con un padre que era pintor y cuya obra fue prohibida por “degenerada”. Si te interesa, en este artículo, puedes conocer algunas cosas más sobre él.

Si ya las leído el libro, déjame en los comentarios tu impresión, emociones, o cualquier cosa que quieras hablar sobre él. Si no lo has leído ¡ya estás tardando! Así que corre a una librería a buscarlo.

Además, si te apetece, puedes suscribirte a mi página y recibirás, de forma mensual que tampoco hay que abusar, un correo con más cosillas acerca de los libros reseñados a los largo del mes, sus  autores y curiosidades varias de su vida y obras, como adaptaciones teatrales, cinematográficas, etc.

Por esta semana me despido.

Y con esto y un escarabajo, a leer bocabajo.

23 Comentarios

  1. Gracias por la recomendación, Anaïs, este debe de ser de los pocos que no he leído de Ende 😘

  2. Este libro forma parte de la biblioteca familiar, mis hijas lo leyeron en su día, espero que mis nietos lo disfruten también, gracias Anaïs por despertar el gusanillo, en una tarde lluviosa, hoy me pongo con él

    • ¡Un imprescindible, Cami! Sé de buena tinta de esa biblioteca familiar ¿igual algo tiene que ver en todo esto? 😉

  3. Gracias Anáis por compartir tus comentarios. En la Juventud la lectura no la tenía en mis rutinas y ahora siguiendo tu recomendación lo leeré seguro. Ya te diré

    • Muchas gracias, Lourdes. Es un libro muy divertido, ya me cuentas. Muaa

  4. Hola Anaís. Me ha gustado mucho tu reseña. Dan ganas de leerlo y de recomendarlo.
    De Ende solo he leído La Historia Interminable y, como a ti y como a Bastian también me atrapó.
    Espero tu próxima reseña!!!

  5. Un viaje fantástico lleno de aventuras y magia lo leí hace tiempo y lo volveré a leer gracias por este grato recuerdo que me ha hecho volver a mi infancia

  6. Gracias Anais por esta estupenda reseña e iniciativa!. Me encantó el libro, y me llevé de mi casa la segunda parte que mencionas, Jim Boton y los 13 salvajes. Sin duda Ende es uno de los mejores escritores de mi juventud. Guardo Momo como un tesoro!

    • Es maravilloso, Patricia. Gracias a ti por leer y comentar. Yo la segunda parte no la he leído, creo que me da un poco de miedo que no esté a la altura de la primera, aunque tratándose de Ende, lo dudo. Pero es que este libro me gusta tanto, tanto, así, como está ¿la recomiendas? ¡Un abrazo!

  7. Anais de niña lei Momo otro libro dw Michel Ende y me encanta gracias ppr acercarme mas a mi niñez

    • Sí, Momo es un libro estupendo, aunque yo todavía tengo mis dudas de que realmente sea un libro infantil jaja. Estaría bien saber la opinión de un niño al respecto. Gracias, Ayamey.

  8. Jim Botón y Lucas el Maquinista ya está en mi lista de “libros por leer”. Espero que las futuras reseñas despierten las ganas de coger un libro y adentrarse en sus páginas como ha ocurrido con esta con la que inauguras tu web.

    • ¡Este te lo lees en un suspiro! ¡Y es muy divertido! Seguro que te ríes ¡Ya me cuentas! Muaaa

  9. Gracias, Anaïs. No tenía conocimiento de la existencia de este libro. Pero lo describes con tanta pasión, que lo buscaré y te cuento cómo me ha ido.

    • Sí, cuéntame, además lo lees en una tarde y pasas un rato estupendo. Muaaaa

  10. Gracias, Arturo. Ya verás como a tus cuarenta y muchos te saca unas cuantas sonrisas. Un abrazo

  11. Me ha dado un escalofrío de nostalgia al ver la portada de ese libro que también pasó por mis manos en mi infancia. Te seguiré. No solo por ser otra amante de las letras, sino porque ahora la literatura infantil me interesa más que nunca. Mi hijo tiene 15 meses y amplío su biblioteca presente y futura regalándole un libro cada cumple mes. Al principio solo se los comía… pero no importa. Así iba aprendiendo a qué huelen y saben los libros. Ahora se le iluminan los ojos con cada cuento nuevo. Espero que de mayor sea un apasionado lector. Al menos yo lo habré intentado.

    Gracias a ti por esta iniciativa y a Anita Morgan por dármela a conocer, ¡muac!
    Eva Luna

    • ¡Hola,Eva! ¡Qué alegría verte por aquí! Seguro que tu persistencia tiene sus frutos 🙂 La literatura infantil y juvenil atrapa, ya lo verás. Un abrazo enorme

  12. ¡Qué fantástico libro para leer de niño o poniéndote en los zapatos (mejor playeras o zapatillas un poco destartaladas) de niño.

    Es un libro fantástico, en el que ya se empiezan a ver algunos tics fantásticos y algunas maneras de autor que se desplegarán a lo bestia en Momo y en La Historia Interminable.

    Fantástica recomendación y fantástica reseña.

    • Muchas gracias, Javi. Estoy de acuerdo, creo que es un libro fantástico para pasar un buen rato, para ponerte en las playeras destartaladas de niño y para descubrir en maravilloso mundo de Michael Ende. Un abrazo.

Enviar un comentario