La maravillosa medicina de Jorge o cómo deshacerse de una abuela petarda.

por | Ene 18, 2022 | INFANTIL, Reseña | 0 Comentarios

La maravillosa medicina de Jorge

La maravillosa medicina de Jorge es otra fantasía de Roald Dahl en la que un niño, Jorge, planea cómo vengarse de su antipática abuela.

Jorge y la abuela

Un sábado Jorge tiene que quedarse solo con su abuela. Y esto que podría ser genial, para él es un fastidio, pues su abuela es insoportable: malhumorada, regañona, desagradable…no hace más que quejarse y meterse con el pobre Jorge. El niño debe recordar darle a la señora su medicina a la hora señalada. Y Jorge está tan harto de la anciana, que en su cabeza empieza a maquinar cómo darle una lección.

La  maravillosa medicina

Y esa lección, se la va a dar, precisamente, a través de la medicina que tiene que darle a su abuela. Jorge decide inventar un brebaje que sepa a rayos y que, al menos, le procure un buen dolor de tripa, así que recorre toda la casa en busca de las cosas más asquerosas y menos comestibles: jabón, esmaltes de uñas, pasta de dientes, espuma de afeitar, detergente, friegasuelos, betún, curry, mostaza, chile, aceite para coches, medicinas para los animales, anticongelante…en fin, una delicia.

Cuando por fin el brebaje está listo y llega la hora señalada, Jorge le da la medicina a su abuela provocando un resultado que no esperaba en absoluto.

Los padres de Jorge

Cuando la familia de Jorge regresa a casa, se quedan estupefactos ante el estado de la abuela. Sin embargo, el padre, con buen ojo para las oportunidades, decide que la medicina de Jorge la podría utilizar con sus animales. La pregunta es ¿conseguirá Jorge repetir la misma poción que hizo para su abuela?

«—¿Sabes lo que te pasa? —dijo la vieja, mirando fijamente a Jorge, por encima del borde de la taza de té, con aquellos ojillos brillantes y maliciosos—. Estás creciendo demasiado. Los niños que crecen demasiado rápidamente se vuelven estúpidos y perezosos.

—Pero yo no puedo remediarlo —dijo Jorge.

—Claro que puedes —dijo ella—. Crecer es una fea costumbre infantil.

—Pero tenemos que crecer, abuela. Si no creciésemos, nunca seríamos mayores.

—Bobadas, chiquillo, bobadas —dijo ella—. Mírame a mí. ¿Estoy creciendo yo? Naturalmente que no.

—Pero una vez creciste, abuela.

—Sólo muy poquito —contestó la vieja—. Dejé de crecer cuando era extremadamente pequeña, al mismo tiempo que otras feas costumbres infantiles como la pereza, la desobediencia, la voracidad, la suciedad, el desorden y la estupidez. Tú no has dejado ninguna de estas cosas, ¿verdad?

—Todavía soy sólo un niño pequeño, abuela.

—Tienes ocho años —resopló ella—. Es edad suficiente para saber lo que haces. Si no paras de crecer pronto, será demasiado tarde.

—¿Demasiado tarde para qué, abuela?

—Es ridículo —continuó ella—. Ya eres casi tan alto como yo.

Jorge miró bien a la abuela. Realmente era una persona muy menudita. Sus piernas eran tan cortas que necesitaba tener un taburete para apoyar los pies, y su cabeza sólo llegaba a la mitad del respaldo del sillón».

La maravillosa medicina de Jorge es otra locura fantástica de Roald Dahl. Un libro divertido e irreverente pues ¿no merece una abuela tan pelmazo su merecido? Un libro muy corto para una tarde de risas (y medicinas mágicas).

Roald Dahl

Fue un escritor británico con una gran producción de obras infantiles y juveniles, aunque también escribió numerosos textos para el público adulto. Sus libros destacan por el humor, el surrealismo, la irreverencia y la crítica que encierran a muchos aspectos de la vida adulta. No es la primera vez que te hablo de él en el blog e intuyo que no será la última. Su libro Las Brujas fue una de las lecturas que más me marcó de niña.

¿Cuál es tu libro preferido de Roald Dahl?

 

Puedes decírmelo en comentarios y te recuerdo que, si te suscribes al blog, recibirás una vez al mes un boletín con contenido extra sobre los autores y libros reseñados.

 

Abrazos medicinales

¿Te suscribes?

 

0 comentarios

Enviar un comentario