Los Quebrantasueños, el secreto de los Dandelión: las ilusiones hay que cultivarlas.

por | Ene 12, 2021 | INFANTIL, JUVENIL, Reseña, Sin categoría | 2 Comentarios

Esta novela de Susanna Isern ilustrada por Esther Gili es una joyita que merece la pena tener en la estantería. No solo por la historia, dulce y mágica, sino por los maravillosos dibujos de Esther. Tenerlos en casa para volver a verlos de vez en cuando es una gozada. Además, hace poco han sacado la segunda parte de la historia: Los Quebrantasueños, el origen de Terra Nigra. Y es que las ilusiones hay que cultivarlas. Y con mucho mimo.

El libro está editado por Tierra de Mú, un sello editorial creado por la propia Susanna Isern para publicar sus libros infantiles más personales. Desde luego este libro es una edición preciosa, en tapa dura y con veinticinco dibujos a todo color. La portada, como puedes ver, es una maravilla.

Los Quebrantasueños nos cuenta la historia de Sofi, una niña de doce años que está muy unida a su abuelo. Un día, cuando su abuelo Albert Dandelión se va apagando, descubre que tiene un secreto, es un Plantasueños. Dentro de su propia chimenea hay un laboratorio en el que ratones, gatos, mariquitas y otros animales trabajan mano a mano para seguir cosechando ilusiones entre las personas y que el mundo sea un lugar armonioso.

Los sueños rotos traen consecuencias.

Pero como en toda historia, también tiene que haber villanos y estos son los Quebrantasueños que dan título a la novela. Seres malvados y oscuros que lo único que quieren es romper los sueños de las personas y sembrar el caos. El líder de estos Quebrantasueños es el profesor Oscuro, que resulta ser el tío de Sofi, con el que su familia no tiene relación hace años.

A partir de aquí, Sofi se ve metida en un embrollo y una serie de misiones para las que no está preparada, o cree no estarlo. Con la ayuda de Trino, un gorrión al que su abuelo rescató, y Tin un niño flautista de su edad que también es Plantasueños, asumirá su destino como nieta de un Dandelión, de un Plantasueños. Juntos tendrán que proteger a los habitantes de su pueblo de los planes de los Quebrantasueños y encontrar el modo de que las ilusiones de todos sus vecinos no sean destruidas.

Nadando con osos.

Es una historia muy mágica. De esa magia bonita, con sabor a caramelo y chocolate. Y es que la misión de los Plantasueños en las vidas de las personas es importantísima, porque tan solo una melodía que te trae un buen recuerdo, un gesto amable, una sonrisa, un halago, unas palabras bonitas o una ayuda desinteresada, pueden hacer que quieras cambiar el mundo, que te atrevas a hablar con esa persona a la que amas desde hace años, que quieras emprender un negocio o invertir tu dinero en clases de pintura para una niña.

Una de las ilustraciones de Esther Gili

Los sueños son importantes. No podemos menospreciarlos ya que las consecuencias de romper esos sueños son fatales. Y romperlos es tan fácil que da hasta miedo.

“Pronto todo e impregnó de aquella maravillosa melodía. Las dos mujeres y el señor mayor cambiaron las caras de mal humor por una expresión de serenidad. También el panadero se había calmado y había dejado de bufar. Incluso yo, que estaba algo nerviosa, me sentí más tranquila. En la calle también la gente parecía andar más ligera, como si aquella música se llevara, por unos instantes, todos sus problemas”.

Susanna Isern es una escritora que tiene numerosos libros publicados. Te sonarán Daniela la pirata, El emociómetro del doctor Drilo, Cartas en el bosque o ¿De qué tienes miedo, Ratoncito? Más recientes son la segunda parte de Los Quebrantasueños, El gran viaje de las familias extraordinarias o La bruja que no quería ser princesa. Como verás, es una autora muy prolífica. Pásate por su web y descubre más cosas de ella.

Esther Gili es una ilustradora (venga va, es una de mis ilustradoras favoritas) madrileña que pinta, fundamentalmente, a acuarela (aunque no solo). Empezó a escribir e ilustrar con mucha gracia un blog de maternidad que acabó por convertirse en un libro. Y no ha parado de publicar: El legado de Catherine Elliot, La maceta encantada, Olivia y las plumas, El lenguaje de las olas… Las ilustraciones de Esther son mágicas. Yo querría tenerlas todas en casa empapelando una habitación. Así, sin exagerar. Visita su web y su Instagram si no la conoces y empápate de su trabajo. Pasarás un rato bonito, te lo aseguro.

 

Si quieres puedes dejarme un comentario diciéndome si has leído el libro o algún otro de estas autoras o contándome lo que te apetezca, vaya. También puedes suscribirte y recibir una vez al mes un boletín con más contenido acerca de las reseñas y los autores.

 

Y con esto y un osos polar a leer y a hibernar.

 

¿Te suscribes?

2 Comentarios

  1. Un libro genial con preciosas ilustraciones, un placer visual

Enviar un comentario