Patio de luces: la primera impresión no siempre es la que cuenta.

por | Dic 8, 2020 | INFANTIL, Reseña | 0 Comentarios

Esta semana os voy a hablar de Patio de luces, novela de la escritora Érica Esmorís publicada por Anaya y galardonada con el Premio Ciudad de Málaga de literatura infantil de este año.

 

Patio de Luces nos cuenta la historia de Lea, una niña que los viernes por la tarde se tiene que quedar con su abuelo, que trabaja como portero en un edificio. Es muy importante que ningún vecino se entere de que Lea pasa los viernes en la portería, pues eso podría suponer el despido del abuelo y que sea sustituido por un portero automático, cosa que está ocurriendo en la mayoría de los edificios. Para ello, mientras el abuelo trabaja y atiende sus obligaciones, Lea se tiene que quedar en la portería sin hacer notar su presencia. Pero Lea es una niña y, además, una niña muy curiosa y como se aburre mucho, lo que más le gusta es salir al patio de luces a observar la ropa tendida de los vecinos e imaginarse sus historias: una viuda, un cazador, una mujer famosa…las prendas le dan pistas a Lea de quién vive en cada edificio. Hasta que un día, una de esas prendas se cae en el patio de luces y su dueña baja a buscarla. De esta forma Lea empezará a conocer a los vecinos y se dará cuenta de que no todo es lo que parece.

Sin embargo, su curiosidad y transgresión de la norma de estar oculta, pueden poner en peligro el trabajo del abuelo, algo que a ambos les preocupa mucho.

 

“No sé por qué los adultos están tan obsesionados con los parques. Deben de divertirles mucho. Siempre quieren llevarnos al parque. Y, al parecer, a ellos les vale cualquier parque. No importa si es de barrio, el del otro lado de la ciudad o país distinto. Ellos no distinguen: cualquier parque es «el parque». Y los niños y niñas estamos deseando que nos acompañen. Da igual si los columpios están rotos y oxidados o si los que juegan ahí son claros criminales en potencia.”

 

Patio de Luces es una novela bonita. Una novela tierna, que lees de principio a fin con una sonrisa y que te deja el corazón calentito. Es una novela de comunidad, de ayudarse, de hacer tu familia más grande. Una historia de confianza, de conocerse, de volver a una época en la que los vecinos saben los unos de los otros y en la que no hay por qué permanecer oculto ni celoso por la intimidad. Una historia contada por una niña divertida, con carácter y mucha imaginación, además, aderezada con unas estupendas ilustraciones de Juan Berrio que, a mi parecer, ha sabido captar muy bien la esencia de esos vecinos.

Una de las ilustraciones de Juan Berrio.

Érica Esmorís es una escritora gallega que un buen día decidió colgar sus botas de goma de veterinaria para dedicarse a tiempo completo a la escritura. En su web te cuenta que de niña era muy fan de Pippi Langstrumpf y que le encantaba escribir cuentos y periódicos caseros con noticias de la familia. Tiene varias novelas publicadas, entre ellas Nena e o mar que se hizo con el prestigioso premio Merlín de literatura infantil. Puedes leer más sobre ella aquí.

 

Juan Berrio lleva más de treinta años dedicándose a la ilustración y el cómic, entre otras cosas. En su web puedes investigar más sobre su trabajo y obras publicadas. En 2012 ganó la V edición del premio internacional de novela gráfica Fnac-Sins Entido con Miércoles.

 

Si quieres pasar un buen rato con una lectura agradable y optimista, llena de humor ocurrencias y buenas intenciones con unos dibujos muy chulos, Patio de Luces es tu libro.

Si ya lo has leído, puedes decirme en los comentarios qué te ha parecido esta historia. También puedes suscribirte a la página y recibirás una vez al mes un boletín con más información y otras curiosidades de los autores.

 

Y con esto y un carbonero a leer hasta enero.

0 comentarios

Enviar un comentario