Princesas Dragón: unas princesas nada princesiles.

por | Mar 9, 2021 | INFANTIL, Reseña | 0 Comentarios

Princesas Dragón: el misterio del huevo dorado es el primero de una serie de libros escritos por Pedro Mañas e ilustrados por Luján Fernández. Son unos libros muy divertidos protagonizados por unas princesas nada princesiles.

En esta primera entrega conocemos a Bamba, una princesa a la que no le interesa saber nada de príncipes. A ella lo que le gustan son la magia y Gúgol, el más fascinante de los magos. Vive con sus padres por temporadas, ya que están separados, y estando con su madre recibe una carta del príncipe Rosko diciéndole que está enamorado de ella e invitándola a su palacio.

Bamba se niega en rotundo a acudir a la cita, no quiere saber nada de ese príncipe, pero su madre no opina lo mismo así que, engañada, la mete en una carroza y la manda al castillo de Rosko.

La princesa llega muy enfadada y con el trasero muy dolorido, porque las carrozas son incomodísimas y no digamos si el camino está lleno de baches. Sin embargo, se olvidará de todo esto cuando vea que quien le abre la puerta es Gúgol, su admirado mago y, casualidades de la vida, tío del príncipe Rosko.

Bamba, fascinada, se deja llevar por todo lo que le dice Gúgol, ella solo quiere impresionarle así que, de repente, sin comerlo ni beberlo, se ve metida en una competición con otras dos princesas: Nuna y Koko, que han recibido la misma carta que ella. El premio es, ni más ni menos, que convertirse en novia del príncipe Rosko y un huevo de dragón, cosa que a Bamba no le interesa en absoluto, pero a la que se presta por seguirle la corriente a Gúgol.

Tres princesas y un ¿premio?

Mientras se lleva a cabo la competición (con unas pruebas muy locas) irrumpe en el castillo un dragón cabreadísimo porque alguien le ha robado su huevo. Las tres princesas salen huyendo de allí para ponerse a salvo y, por el camino, ven como el dragón se lleva volando a Rosko.

A partir de aquí, Mamba, Nuna y Koko se ven envueltas en un gran enredo que las llevará a conocerse entre ellas, a conocerse a ellas mismas, a ayudarse y a descubrir el gran poder que llevan dentro.

Es un libro con el que no paras de reírte porque Bamba es muy divertida e irreverente. Y a eso añádele  la pluma de Pedro Mañas, experta en contarnos las cosas con tanto humor y surrealismo.

«—¡Pues si te ha invitado tienes que ir! —gritó mamá en el desayuno

Cuando digo «mamá» quiero decir la Reina del Oeste.

Y cuando digo «gritó» quiero decir «gritó».

No es que estuviera enfadada. Es que nuestra mesa es larguísima.

—¡Pero si no le conozco! —protesté desde el otro lado.

—¡Rosko es el Príncipe del Norte! ¡Un príncipe! ¡Y se ha enamorado de ti!

—¡Se ha enamorado de mi nariz! ¡Que vaya ella!

Y, sin más, me puse a untar mi tostada con mermelada de jabalí. Mi favorita.

Entonces mamá se puso en plan Reina:

—¡Princesa Bamba, irás a conocerle y punto! —gritó.

Y esta vez sí que estaba enfadada. Pero yo más.

—¡Que no voy! —aullé dando un manotazo en la mesa.

El golpe hizo saltar mi tostada del plato.

Y la tostada fue a encestarse en la boca de una armadura. ¡Canasta!».

Los autores

Pedro Mañas es un escritor de literatura infantil de esos imprescindibles, divertido y único. Ha recibido un montón de premios y su serie de Princesas Dragón es todo un éxito entre los primeros lectores. Suyas son también otras series como Anna Kadabra o Los Cazapesadillas y libros tan maravillosos como La vida secreta de Rebecca Paradise.

Luján Fernández es una ilustradora de esas con un estilo absolutamente inconfundible. Su trabajo con las Princesas Dragón me parece maravilloso y es que estos libros, además de por sus alocadas historias, merecen mucho la pena por los dibujos de Luján.

Es una novela cortita, para primeros lectores, con muchas ilustraciones y que proporciona muchas risas y momentos divertidos.

¿Conoces a estos autores? Si te apetece puedes dejarme un comentario y si te suscribes al blog, recibirás una vez al mes un boletín con contenido extra relacionado con los libros reseñados.

 

Y con esto y un dragón a leer en el salón.

¿Te suscribes?

0 comentarios

Enviar un comentario