Recuérdame por qué he muerto: ángeles, lluvia y tejados

por | May 17, 2022 | JUVENIL, Reseña | 2 Comentarios

Las reseñas más leídas de 2022

Recuérdame por qué he muerto es el nuevo libro de Chiki Fabregat. Una novela juvenil que nos cuenta la historia de Naim, un reco, un chico que se quitó la vida y ahora tiene que pagar su pasaje a la eternidad siendo testigo de la muerte de otras personas.

Los recos

Naim no recuerda cómo murió. Ros, un ángel defectuoso que es lo más parecido que tiene a un amigo, le ha contado que se quitó la vida. Y que por eso ahora es un “recordador” un reco. Eso es en lo que se convierten todos los que se suicidan. Los recos, para poder pasar al Valle Blanco y a la plácida eternidad, tienen primero que ver morir a unas cuantas personas y dejar que sus nombres se les graben con letras doradas en la piel. Solo cuando consigan volver a experimentar sentimientos humanos, podrán dejar de ser recordadores y tener una muerte en paz.

 

El puzle

Naim lleva dieciséis años muerto. Dieciséis años siendo reco, viviendo en la torre de la biblioteca como un fantasma, recorriendo los tejados y viendo morir a gente. A su piel apenas le queda espacio para más tatuajes dorados. Sin embargo, no parece suficiente para que los ángeles le dejen cruzar al Valle Blanco. Alguna pieza falta en el puzle, de la que fue su vida y de la que es su muerte, que no logra encajar. Ni recordar.

Todo cambia cuando muere Claudia, una chica a la que Naim lleva observando desde niña y que, sin haberse suicidado, ha sido enviada a los tejados junto a los recos. Otra pieza más de un puzle por terminar.

 

«Bajé a la sala principal de lectura. El sol ya había asomado y se colaba por los cristales de la galería. Hay un momento cada mañana en el que las motas de polvo brillan en la semioscuridad de la sala y el mundo de los vivos parece mágico, como si durante ese instante se borrase la barrera entre ellos y los que estamos muertos. Dura apenas lo que una estrella fugaz. Al principio me gustaba imaginar que algún día me desvanecería allí. Que el polvo dorado de mi piel se mezclaría con el de la estancia y todo habría acabado. Luego, cuando comprendí que jamás podría escapar, mantuve la costumbre porque, durante un par de minutos al día, fingía tener esperanza»

 

Recuérdame por qué he muerto

Recuérdame por qué he muerto es un cuadro hecho con paciencia y habilidad. Es una pintura precisa, construida con palabras bellas e imágenes imborrables. Para mí, uno de los trabajos más delicados de Chiki Fabregat, con una mirada muy poética. Como dice Ros sobre los humanos: «Hasta en la muerte sois bellos». Y así cala este libro.

Es una historia bonita que habla de algo duro. Es una historia de ángeles, de letras doradas, de lluvia, de blancos, de grises, de amor… Chiki hace magia con las palabras, siempre lo hace, pero, en esta novela, la narración es impecable y, tan visual, que yo he estado al lado de Naim, escuchando cómo la lluvia chocaba con los tejados; me he dejado impresionar por las alas grises de Ros, y me he acurrucado en el sofá, junto a Astrid, viendo sus orejitas de Catwoman.

Una historia diferente sobre la muerte: bella y emotiva.

 

Chiki Fabregat

Ya sabes que todo lo que publica Chiki me lo leo. Así que estaba ansiosa porque saliera su última novela y, cuando la abrí, no pude parar hasta terminarla. Siempre me pasa con sus libros ¿Cómo lo hace? Es profesora en la Escuela de Escritores de Madrid y, por si no lo recuerdas, el año pasado ganó el premio Gran Angular de literatura juvenil con El cofre de nadie. Entre visitas a colegios, congresos internacionales, clases, charlas, firmas y eventos, está que no para y lo que queda por llegar todavía este año.

¿Conoces a Chiki Fabregat? ¿Has leído sus libros? Te dejo aquí las reseñas de Cuando la luna llora y El cofre de nadie.

 

Te recuerdo que, si te suscribes al blog, recibirás una vez al mes un boletín con información extra de los autores y libros reseñados.

 

Abrazos recordadores

¿Te suscribes?

2 Comentarios

Enviar un comentario